Alternativa Popular -APPC-, balance 100 días de gobierno

Posted on Viernes 14 octubre 2011


 POSTURA DE APPC ANTE LOS 100 DÍAS DE GOBIERNO MUNICIPAL

Este jueves Alternativa popular -APPC- celebró una rueda de prensa para realizar el balance de los 100 días del gobierno de Calp.

 Javier Morató acompañado por el portavoz municipal, Moisés Vicens ,la concejala  Ana Perles y el Presidente del Partido, Domingo Sánchez, fueron los encargados de atender a los medios de comunicación.

Javier Morató tomó la palabra para resaltar que, “si bien desde el principio apoyaron a César Sánchez en su investidura como Alcalde de Calpe, sin obtener ningún agradecimiento por ello, ni siquiera por pura cortesía, la posición del partido ha sido de prudencia y sensatez intentando colaborar con el gobierno municipal, pero que no han llegado a estar a la altura esperada, prueba de ello es que a día de hoy todavía no se dispone de despacho en el Ayuntamiento” .

Sin entrar a valorar temas de asesores y puestos de confianza, sueldos, etc. que de eso ya se encarga la opinión pública, sí hay temas realmente importantes que merecen toda nuestra atención:

Recorte laboral 

Llama especialmente la atención el hecho de que el criterio de selección que se sigue está realizado por un informe del departamento de Recurso Humanos del Ayuntamiento de Torrrevieja, como si no hubiese ningún técnico capaz en el Ayuntamiento de Calpe.

La postura inequívoca de APPC es que nadie sea despedido. Se puede apoyar el estudio de ERES temporales, temas de prejubilaciones, para que las personas tengan, al menos durante un tiempo mínimo de dos años algún recurso económico, pero nunca amortizando plazas y dejando en la calle a los trabajadores. 

Señaló además que Luis Serna despidió a varios trabajadores en 2007 y que después de perder todos los juicios, se tuvieron que readmitir e indemnizar y ha manifestado que desde el partido pondrán los mismos servicios jurídicos a disposición de los trabajadores que se vean perjudicados por la decisión de dejarles sin trabajo.

Cierre de la Piscina Municipal.

Se piensa que es un gran error el cierre del servicio con la gran cantidad de personas que están haciendo uso en estos momentos y que para estudiar fórmulas de cesión de la explotación de la misma no es necesario el cierre de la piscina, dejando sin ese servicio durante no se sabe cuánto tiempo a tantas personas. También cuesta mucho de mantener la Casa de Cultura, el Centro Cívico o el Taller de Maite Boronat y no por eso hay que cerrarlos.

TV local,.

Javier Morató aseguró que, según las resoluciones existentes en el Departamento de Comunicación de la Consellería, la TV local no es ilegal, ya que tras la entrada en 2006 en el Consorcio de la Marina Baixa, tenía la documentación pertinente. La tecnología analógica no está permitida en coberturas nacionales y regionales, pero no se dice nada de las locales como en el caso de Calpe.

Asimismo Morató quiso dejar patente estar harto de los continuos ataques contra su persona, especialmente por la deuda acumulada del Ayuntamiento. Así, señaló que “desde 1996 hasta el año 2006 todos los ejercicios han tenido remanente positivo, habiendo incrementado el patrimonio municipal en más de 50 millones de euros. Es en 2007 cuando la deuda llega a 28,5 millones, el acta arqueo firmada tras las elecciones del 2007 recogía que en ese momento habían 13,5 millones de euros en efectivo en las arcas municipales. De ahí en adelante ya no es Javier Morató quien gestiona la economía municipal”.

Sobre el tema BRUGAL, añadió que tras haber declarado ante el juez, ha dejado claro que no tiene nada que ver en ese asunto y que no estaba enterado en absoluto del supuesto sobrepeso de los residuos sólidos.

En el tema del Tribunal de Cuentas, argumentó que todo se debe a una rabieta del ex alcalde Luis Serna, quien a 48 horas de la moción de censura que le iba a hacer perder la alcaldía, presentó la denuncia en la Fiscalía de Cuentas. Morató sí lamentó profundamente el pésimo y malintencionado informe de alegaciones que realiza el Ayuntamiento de Calpe al Tribunal de Cuentas, cosa que le ha hecho saber personalmente al alcalde César Sánchez.

 Moisés Vicens quiso dejar muy claro que “en el equipo de gobierno hay una falta total de transparencia, falta de diálogo y comunicación con la oposición, con una actitud que cercena la democracia, llegando a tener conocimiento de muchos temas sólo a través de los medios de comunicación”.

Tras la contestación a varias preguntas y agradeciendo la atención a los medios , se dio por finalizada la convocatoria.