Artículo opinión de Javier Morató

Posted on Jueves 20 octubre 2011


“EXCUSA PROPICIA o ESTRATEGIA POLITICA”

Después de mis más de dieciséis años en política activa,  creía que  sabía casi todo de la misma, al menos  a nivel local,  pero no es así. El pasado viernes me di cuenta.

Estábamos en el pleno de Calpe (el de los despidos de televisión, por cierto los primeros aprobados en pleno desde  la democracia, en Calpe) y en un receso del mismo se acercó a mí una compañera del que fue mi gobierno y me devolvió las hojas de las alegaciones presentadas ante el Tribunal de Cuentas por el actual gobierno de Cesar Sánchez y me dijo: “Visto y leído lo que dicen las alegaciones entiendo perfectamente cual es la política de Cesar Sánchez y su gobierno contra ti; dicho escrito lo explica todo”. En ese momento no la comprendí,  pero durante las tres horas siguientes que estuve en el pleno tuve tiempo de pensar y reflexionar serenamente al respecto.

A la salida del Pleno y acompañado por la misma compañera, ésta me insistió: ¿A que ya lo empiezas a entender?, sinceramente le dije que sí. Es lamentable que después de más de cien días de gobierno y los meses de campaña electoral, he llegado a comprender por qué un 21 de febrero de este año, concretamente en el hotel  Diamante de Calpe, con toda frialdad (es lo que le está caracterizando en general), César Sánchez me dijo claramente que no contaba conmigo, ni con nadie de mi equipo para las listas municipales del Partido Popular para Calpe. Ahora entiendo que  en esos momentos o posiblemente antes ya había o habían diseñado la estrategia a seguir en el futuro en el caso de ganar o perder las elecciones.

Era muy sencillo,  tenía/n ya decidido lo que yo, corazón de buen alma,  jamás llegue a pensar:  “Pase lo que pase nuestra estrategia será que la culpa de todo la tiene Javier Morató; que del pasado, todo lo malo es de Javier Morató; si hay algo bueno, lo ha hecho el Partido Popular; la mejor fórmula es que nadie de su equipo forme parte de la lista del  Partido a las elecciones municipales”.

Como en todas las estrategias encubiertas,  al final se hace la luz y  aflora la verdad;  y ¿cuál es esa verdad?, que no hay nadie de mi anterior equipo de gobierno en el Partido Popular, pero sí hay uno y muy importante,  César Sánchez, Alcalde hoy para más “INRI”. ¿Quién fue César Sánchez en mi equipo y en mi vida? Para quien no lo sepa, una persona a la que siendo un chaval (17 años) le dí la posibilidad de un trabajo (cosa que él está en estos momentos quitando a los demás), no sólo a él sino a otros miembros  de su familia;  le ofrecí la posibilidad de ser Concejal conmigo y le apoyé en toda su trayectoria política con toda mi fuerza y mi corazón.

Su pago ya se ha visto, hacerme desaparecer del Partido Popular, despreciando y  denostando mi  trabajo de dieciséis años; un trabajo que fructificó en  que como Presidente del Partido en Calpe ganásemos todas las elecciones. Sincera y dolorosamente, en estos momentos, no creo que me pueda sentir orgulloso de él  ni de algunos de sus compañeros de viaje. Su actitud durante estos  algo más de cien días de gobierno ha sido en algunos momentos humillante, en especial  al ser una de las personas  que más ha dedicado su vida al pueblo de Calpe. Por no recibir, debo decir que no he recibido, siquiera,  un “gracias” después de que tanto mis compañeros de APPC como  yo votáramos a favor en su investidura.

Dicen que el tiempo cierra todas las heridas. Espero por el bien de Calpe que así sea y volvamos a ser todos un equipo humano, que trabajó mucho y bien por Calpe, del que siempre me sentiré orgulloso, aunque paradójicamente  sólo sea César Sánchez el que hoy está ocupando responsabilidad de gobierno.

Jamás me dediqué en mis doce años de Alcalde y dieciséis de Presidente del Partido a buscar estrategias  partidistas de futuro (quizá ese fue uno de mis errores), trabajé mucho y muy duro por Calpe y el Partido Popular para que hoy muchos de sus miembros estén donde están.

Mi amor, cariño, lealtad, servicio, sacrificio y entrega a mi pueblo y a mis creencias políticas no me los van a quitar por muchas estrategias electorales que se hagan.

Les deseo, de todo corazón, mucha suerte a César Sánchez y a sus compañeros de gobierno (entre los que hay algunos muy válidos). A la vista y análisis de su forma de actuar (“por sus hechos les conoceréis”), estoy convencido que la van a necesitar, si no cambian el rumbo de su dirección. “Al tiempo”·

                                                                                         Javier Morató Vives

                                                                                          Ex Alcalde de Calpe