Nuevo revés para el gobierno de Calp

Posted on Martes 6 diciembre 2011


A los cinco trabajadores a los que el gobierno PP+dos (independientes-Verdes), despidieron tras la modificación de la plantilla municipal el pasado 14 de octubre, se les ha notificado su readmisión.

Tras la aprobación inicial de la modificación de la plantilla municipal, el ejecutivo notificó a cinco de los trabajadores de la televisión local, que finalizaban su relación laboral con el ayuntamiento.

Estos trabajadores, presentaron el correspondiente recurso contra el decreto. Ahora, los trabajadores han recibido el decreto firmado por el Alcalde en funciones Paco Cabrera, donde se reconoce que se actuó contra la legislación vigente y por tanto debe producirse la readmisión de los afectados a efecto del 19 de octubre, abonándoles los salarios e ingresando las cotizaciones  correspondientes.

Las consecuencias de esta mala actuación del alcalde de Calp y todo el equipo de gobierno, es que del dinero que pagan todos los calpinos, ahora se debe pagar a unos trabajadores que no han ejercido su labor por las prisas con las que procedió el gobierno, lo que debería suponer una responsabilidad patrimonial contra quien o quienes tomaron la decisión de ejecutar una acto que no se podía hacer.

Como ya informó Calpinformativo, fueron varias personas que a título personal presentaron alegaciones contra el cierre de la televisión , y que, Antonio Romera, exconcejal de Calp, además solicitó la anulación del acto administrativo realizado como consecuencia de la aprobación inicial de la modificación de la plantilla del presupuesto general de 2011, ya que un acto administrativo produce efecto desde la fecha en que se dicte. Si bien la Ley  establece la excepción: La eficacia quedará demorada cuando así lo exija el contenido del acto o esté supeditada a su notificación, publicación o aprobación superior.

Por lo que de manera inmediata, decía la alegación, los trabajadores deben ser readmitidos en sus puestos de trabajo e indemnizados con los salarios perdidos, sin perjuicio de cualesquiera otras que se pudieran derivar de la actuación realizada”.

Los hechos de estas últimas horas, dan la razón a quienes presentaron la revocación del acuerdo.

Si bien esta es una buena noticia para los trabajadores en particular, y para quienes están en contra de la política de despidos del gobierno de Calp en general, el reverso de la noticia, es que con toda probabilidad, a partir del viernes 9 de diciembre, los trabajadores se verán de nuevo en la calle.

Cabe la posibilidad, aunque muy remota, de que, por lo menos dos concejales de los que componen en gobierno, hayan recapacitado, y no aprueben de manera definitiva la modificación de la plantilla.

Quizás este sea el momento de comprobar si los políticos de Calp, escuchan el sentir mayoritario de la población, y buscan otras fórmulas para reducir el gasto sin tener que despedir a los trabajadores.

Si al final en la sesión plenaria se aprueba la modificación, a partir de lunes siguiente, estos trabajadores volverán a engrosar la lista del paro, esa que tanto preocupaba al alcalde durante la campaña electoral.

Lo que ha quedado patente en toda esta rocambolesca actuación, es que:

• Había demasiada prisa para despedir a estos trabajadores.

• El gobierno se ha saltado el procedimiento para ejecutar los despidos.

• Los trabajadores, con todo el derecho, van a cobrar sin haber producido.

• Esta actuación conlleva daño a la hacienda pública

• Alguien debería pedir responsabilidades a quienes lo han hecho tan mal.

• ¿No será esto motivo de una posible responsabilidad patrimonial?