PP-Independientes-Verdes ejecutan los 71 despidos

Posted on Sábado 11 febrero 2012


En el pleno celebrado este viernes, se ha ejecutado el despido de 71 trabajadores municipales, que se suman a los seis que antes de finalizar el pasado año ya fueron despedidos por el gobierno calpino, PP-Independientes-Verdes.

Con el nuevo sistema de control del tiempo de intervenciones de los portavoces, en más de una ocasión el alcalde llamó la atención a los mismos,  ya que se habían excedido en algunos segundos. Antes de iniciar el debate sobre este asunto el portavoz de Gente de Calp solicitó que debido a la importancia del tema a debatir, se permitiera más tiempo para poder argumentar sus posiciones contra los despidos, petición que fue rechazada por el primer edil.

Todos los portavoces reiteraron los argumentos que ya en el pleno de los despidos de los trabajadores de la televisión local habían expuesto.

Pedro J. Fernández –Gent de Calp-, solicitó que el punto se quedase sobre la mesa, y que se estudiase el plan de viabilidad presentado por su grupo, ya que el mismo recoge alternativas para no tener que despedir a nadie. Así mismo criticó los informes en los que se basaban los despidos. Finalizó su intervención diciendo cual será el slogan del alcalde en la próxima campaña: “Calp me gusta con más paro”.

Moisés Vicens –APPC-, criticó que “estos trabajadores, que en algunos casos llevan casi diez años trabajando se van a ir a la calle sin ninguna contraprestación. Los políticos, todos, debemos avergonzarnos por lo mal que lo hemos hecho, ya que ahora pagan quienes no tienen culpa de nada: los trabajadores”.

Luis Serna –PSOE-, reiteró la falta de criterio a la hora de despedir a los trabajadores, así como que no se cumpla el acuerdo plenario en el que se acordó declarar indefinidos a estos trabajadores hasta la provisión reglamentaria de las plazas. Criticó al alcalde que “en la mesa de negociación ha hecho un paripé, y Ud. no ha querido negociar, ya que su propuesta siempre fue despedir a 40 o a 70. Recordó que si al final estos despidos suponen perjuicios a las arcas municipales,  denunciaré ante el Tribunal de Cuentas a todos aquellos que lo voten a favor”.

Antonia Avargues –CI-, sólo utilizó la segunda intervención para decir que ella sabía que en algunas áreas municipales sobraba gente y que no eran necesarios.

El alcalde cerró las intervenciones diciendo que “es la decisión más difícil que vaya a tomar en mi vida política”. Mientras que desde el público asistente le decían, “lloramos o reímos”.

Al final, los 12 concejales del gobierno, aprobaron  la amortización y por tanto el despido de los trabajadores municipales, que con toda seguridad la próxima semana comenzarán a recibir las notificaciones avisándoles a partir de que fecha, su relación laboral con el ayuntamiento ha finalizado, y por tanto engrosarán las listas del paro, sin ninguna otra indemnización.