La necesidad de un cambio urgente

Posted on Jueves 23 febrero 2012


Como son muchos los militantes y simpatizantes socialistas, que no acuden a las asambleas locales, bien por el descontento con el rumbo que ha tomado el Partido Socialista en Calpe en los últimos tiempos, o simplemente porque no se les avisa, me he decido a escribir este artículo para mayor información de todos ellos.

Cada vez hay más gente que me hace llegar opinión al respecto de dónde ha llegado nuestro partido en Calpe. Y el resultado de las últimas elecciones municipales es la evidencia de que se ha perdido la sintonía con los ciudadanos.

Luis Serna, arrastrado por Joan Morató, ha llevado al PSOE calpino a obtener el peor resultado de todos los pueblos y ciudades de la Comunidad Valenciana, perdiendo casi uno de cada dos votantes conseguidos en el 2007, fruto de una cadena de errores tanto en la oposición como en la campaña electoral.

Hemos visto como desde la moción de censura hasta las pasadas elecciones municipales, pleno tras pleno, Joan Morató se medía con el entonces Alcalde, Ximo Tur, como si de una venganza personal se tratara por arrebatarles el gobierno, dejando de lado a nuestro verdadero rival electoral, el Partido Popular.

Hemos sido testigos cómo en la campaña electoral dirigida por el coordinador electoral, Joan Morató, además de equivocarse escondiendo las siglas PSOE detrás de una plataforma, se han cometido otros errores muy graves. Errores, que hemos pagado muy caros, como cuando a escasos días de las elecciones municipales, y sin la aprobación ni del Comité electoral ni de la Ejecutiva local ni de la Asamblea, se vertieron a los medios de comunicación difamaciones y acusaciones de carácter personal contra candidatos de otros partidos, resultando no ser verdad, y que han tenido un coste muy alto en la credibilidad de nuestro partido y sin duda en el resultado electoral, sin que nadie hasta la fecha haya asumido su responsabilidad.

Los militantes socialistas calpinos, por estos hechos y muchos otros, hemos vivido en primera persona meses atrás la dimisión de 4 miembros de la Comisión Ejecutiva Local, Encarna Cabrera, Erika Visan, Nicolay Pérez y Paqui Pastor, quienes al igual que muchos compañeros no comparten estos hechos y muchos otros que denuncian en su carta de dimisión como la inactividad de la ejecutiva local y manipulaciones tanto en las actas de las asambleas como en el censo de militantes de la agrupación.

Cada vez somos más los que no compartimos las prácticas del tándem Luis Serna – Joan Morató, instalados en un incumplimiento continuado de los estatutos de nuestro partido, hasta el punto de no celebrar Asambleas locales ordinarias para evitarse la crítica de todos los que pensamos que en Calpe el PSOE hace tiempo que ha perdido el rumbo, llegando a escuchar en nuestra sede local de boca de Guillermo Sendra, miembro de la Ejecutiva local, que él ni se había leído los estatutos ni pensaba leérselos nunca.

Cada pleno es una evidencia del cambio que necesita nuestro partido con urgencia para recuperar la credibilidad perdida en los últimos años, en los que hemos visto como los ciudadanos nos han retirado masivamente su confianza.

Resulta ridículo escuchar al señor Serna en punto del Pleno donde se hizo efectivo el despido de 71 trabajadores municipales decir que lo que se debería hacer es funcionarizarlos, cuando votó lo contrario varios meses atrás.

Resulta paradójico ver como el Grupo Municipal Socialista aprueba los presupuestos actualmente en vigor, asumiendo así la responsabilidad compartido de la política económica del PP, después de haberlos rechazado y recurrido semanas antes. ¿A cambio de qué?

Parece mentira que ningún concejal del PSOE que gobernó la pasada legislatura sea capaz de contestarle al Alcalde en el Pleno cuando se nos acusa de haber contribuido en los 15 meses de gobierno socialista al mayor endeudamiento de nuestro Ayuntamiento, cuando lo que se hizo fue reconocer todas las facturas que se había gastado el gobierno del Partido Popular, del que César Sánchez ha formado parte en algún momento.

No me puedo creer que los concejales socialistas se queden callados cuando les acusan de haber incrementado la plantilla en más de 150 trabajadores, cuando lo que se hizo fue regularizar la situación de todos los trabajadores que ya estaban contratados.

Es increíble que desde el grupo municipal no se explique que los 15 millones de euros que Javier Morató sacó prestados del banco semanas antes de perder las elecciones, y que todavía se deben, se destinaron a pagar las deudas anteriores.

Es más que evidente las carencias en el trabajo del Grupo Municipal Socialista, la descoordinación entre los concejales y la necesidad de una dirección solvente que marque las líneas políticas del PSOE en Calpe.

Debemos volver a ser el partido de las personas, ponernos del lado de los más desfavorecidos, volver a ser el partido donde los trabajadores se vean reflejados, y debemos sobre todo recuperar la credibilidad perdida en los últimos años para recuperar una mayoría que nos devuelva al gobierno municipal para llevar adelante las políticas progresistas que necesita nuestro pueblo.

En el partido hay gente muy válida, con muchas ganas y muchos conocimientos, pero que no se les tiene en cuenta por pensar diferente y expresar lo que piensan. Pero estamos en un buen momento, en pleno proceso de congresos, para apostar por una alternativa en la dirección local de nuestro partido en Calpe que recupere la senda de los valores socialistas para volver a ponerlos en práctica en cada una de nuestras actuaciones.

   Violeta Rivera

ex alcaldesa de Calpe

Etiquetado: , ,