“La patata caliente” del alcalde con la gerente de las VPO

Posted on Miércoles 7 marzo 2012


El pasado viernes se celebró junta general de la Empresa Pública Municipal de Calp, en la que otros asuntos debían aprobarse la liquidación de la empresa, y la resolución del contrato de la gerente de la misma.

El proceso de disolución, ya fue aprobado el 16 de marzo de 2011, y en la junta celebrada en septiembre de ese mismo año, se acordó constituir la comisión liquidadora de la mercantil. Ahora este tema ha vuelto a debatirse y por fin comenzará el proceso, del que se encargará un abogado contratado para tal fin, y que según nuestras informaciones, cobrará 18.000 euros por hacerse cargo de la tramitación necesaria para poner fin de esta empresa.

“Una patata caliente, que no sabe como quitársela de encima”

Así es como califican algunos representantes de la oposición, la situación en la que se encuentra el presidente del consejo y alcalde de Calp, César Sánchez, en la cuestión de la resolución del contrato con la gerente de la empresa.

Al final de la reunión este tema no se debatió ni tomó acuerdo alguno, puesto que mientras el alcalde optaba por zanjar el tema dando por bueno un acuerdo “amistoso”, con la propia gerente, los grupos de la oposición, reclamaban al propio alcalde que se le exigiera a la trabajadora un dinero que presuntamente había cobrado de más, sin que hubiera habido ningún acuerdo del consejo de administración.

El informe del letrado contratado, reconoce, que “tras el estudio de la documentación, se ha podido comprobar como la gerente ha percibido ingresos considerablemente superiores a los que le correspondía por contrato. Así como la gerente ha causado baja de la mercantil (septiembre 2011), sin el previo aviso de tres meses que, según su contrato, tenía que haber realizado.”

La gerente, que desde enero de 2011 no percibía su sueldo al no haber liquidez en la empresa, reclamaba su salario, a lo que el abogado contestó que “el salario que ha dejado de percibir es de unos 23.000 euros, y Ud. (gerente), debía abonar a la empresa unos 18.000 euros por incumplimiento de contrato, por lo que, se aconsejaba llegar a un acuerdo entre ambas partes, y zanjar así la cuestión”. Es decir ni la gerente cobraba, ni el ayuntamiento pagaba.

Ante esta propuesta los grupos de la oposición se opusieron ya que, según la información aportada por Gent de Calp, la gerente podía haber cobrado unos 65.000 euros sin que le hubiera correspondido, y que no estaban dispuestos a aprobar la liquidación en los términos de la propuesta del alcalde. Incluso se llegaron a citar algunos artículos del código civil y penal, que la gerente, presuntamente podía haber incumplido.

Ante estos argumentos, el alcalde al final optó por no continuar con el debate y por tanto no se votó la propuesta.

Extracto del acta de la Junta General celebrada el 16 de marzo de 2011

“Se da cuenta del contrato de la Gerente y sus cláusulas, entre otras, que su retribución sería de 28.795 euros anuales. Así mismo se cuenta del escrito de fecha 10 de agosto de 2006, del que se manifiesta no se tenía conocimiento hasta el día de hoy, que acompaña al citado contrato y firmado por la propia Gerente, que señala entre otras cosas que “Las conversaciones laborales mantenidas con Javier Morató llevaron a término el acuerdo de que mi salario sería de 36.000 euros limpios anuales…”.

El Sr. Alcalde (Ximo Tur), manifiesta al respecto que se trata de un escrito firmado por la propia Gerente que no tiene respaldo de ningún órgano societario. A la vista de lo anterior continua el Alcalde proponiéndole a la Gerente que renuncie a su cargo”.

Ahora falta por saber qué decisión final tomará el alcalde y el resto del equipo de gobierno. Si bien resuelven sin más el contrato con la Gerente o, como exige la oposición, se le reclama lo presuntamente cobrado de más y que pude ascender a los 65.000 euros.